Fabricantes de coches incrementa sus ventas mensuales un 6% tras la gestión de la reputación

Descargar

Contexto

El número de estrellas y las reseñas son la primera impresión que se lleva un cliente de un concesionario cuando empieza la búsqueda de un coche nuevo. Según Automotive News, el 91 % de los interesados utiliza las reseñas online para seleccionar los concesionarios que van a visitar.

¿Cuál es el impacto de las puntuaciones y las reseñas online en el comportamiento de los consumidores? En este caso práctico, que se basa en un estudio a más de 1800 concesionarios de uno de los tres grandes fabricantes de coches, se demuestra que una mejora de 150 puntos en el Reputation Score se traduce en un aumento de las ventas del 6%.

Sector Automovilístico

La empresa

Gran empresa estadounidense de automoción con más de 1800 concesionarios.

Cliente desde
2016

 

 

Objetivos

  • Mejorar la Reputation Score de sus 1800 concesionarios en EE. UU.
  • Aumentar el volumen de reseñas y reducir la percepción negativa.
  • Aumentar el número total de estrellas en toda la empresa.

Reto

Este gran fabricante de coches era muy consciente del impacto de la interacción digital y de la reputación online en la toma de decisiones de los consumidores, y de que 9 de cada 10 compradores de vehículos utiliza las puntuaciones y reseñas online para seleccionar qué concesionario visitar. En la empresa saben que cuando un posible comprador de coches va a un concesionario no va a mirar, sino que está totalmente informado y va a formalizar la compra.

El objetivo del fabricante de coches era sencillo: para aumentar las ventas de forma generalizada, tenían que mejorar la experiencia del cliente, medida con el Reputation Score de Reputation.com, de sus 1800 concesionarios en EE. UU.

La solución

Reputation.com trabajó con el fabricante de coches para aumentar el volumen de reseñas, mejorar el número de estrellas y fomentar el protagonismo de sus 1800 concesionarios en los resultados de búsqueda locales.

La solución dada por Reputation.com, permitía a todos los concesionarios:

  • ver las reseñas de todos los sitios web de automoción como Cars.com, además de los sitios de valoración generales, como Google o Facebook
  • recibir alertas en tiempo real cuando se publicasen nuevas reseñas
  • conocer su Reputation Score y compararla con sus competidores
  • analizar el contenido de las reseñas para ver las tendencias en el número de estrellas, la percepción de marca, el volumen, la Reputation Score y mucho más
  • adquirir valiosos conocimientos operativos de las opiniones de los clientes
  • utilizar terminales y cuestionarios para obtener más reseñas auténticas de clientes realesBlack monitor displaying a magnify glass viewing negative and positive reviews on a platform.

Resultados

En solo seis meses, este fabricante automovilístico obtuvo resultados significativos:

  • El volumen de reseñas se disparó un 325%.
  • La percepción negativa de las reseñas bajó un 30%.
  • El número medio de estrellas pasó de 3,5 a 4,5.

Junto con la mejor puntuación de estrellas y la percepción positiva, Reputation Score subió 150 puntos, pero la mejora más importante se produjo en los resultados de la empresa: un aumento del 6% en el número medio de ventas ajustado estacionalmente.

EN EL SECTOR AUTOMOVILÍSTICO 

un aumento de 150 puntos en Reputation Score se tradujo
en un incremento del 6 % de las ventas

 

 

La gestión de la reputación online maximiza la rentabilidad y las ventas

Entre todos los concesionarios del fabricante de coches, aquellos que utilizaron la solución de redes sociales de Reputation.com consiguieron llegar a un 40% más de personas a través de Internet frente a aquellos que no lo hicieron. Además, dichos concesionarios también lograron índices de conversión de un 56% más rápido en la segunda mitad de 2017 frente a la primera mitad del año.

Como resultado, las ventas originadas en los concesionarios que adoptaron una estrategias de gestión de reputación online a través de la plataforma Reputation.com, aumentaron un 24% más rápido que en otros establecimientos que no lo habían implantado.